Actividades físicas

Recomendaciones de actividad física en escuelas

La escuela es un lugar importante en el entorno social de los niños no sólo porque pasan cerca de un tercio de su día de la semana allí, sino también porque el entorno escolar, ofrece una continua interacción con otros niños y adultos e influencía de manera importante la formación de hábitos en los niños. Las escuelas a menudo desempeñan un papel formal en la prestación de salud y educación física, lo cual podría influir en los conocimientos y las actitudes hacia estilos de vida saludables. De este modo, desde la perspectiva de promoción de la salud, las escuelas representan una configuración contenida y accesible para intervenciones que promuevan el bienestar de los escolares como son la alimentación correcta y la actividad física.

El entorno escolar puede ofrecer varias oportunidades para influenciar la actividad física ya sea por medio de los maestros durante las pausas y recesos, o por las clases de educación física en las escuelas. Cabe resaltar que la actividad física en las escuelas se ve influido por varios factores como el contenido y currículo de la clase de educación física y el número de horas por semana dedicado a ésta, el uso de los periodos de recreo para promover la actividad física, y su nivel de actividad de forma lúdica.

El ambiente en torno a la educación física y actividad física influye más allá de la escuela, ya que se ha observado que los estudiantes que asisten a escuelas con clases de educación física y realizan actividad física optarán por estar más activos después de la escuela. Por lo tanto las clases de educación física y la actividad física en la escuela contribuyen a la formación de las habilidades motoras, cognitivas y el desarrollo social que a menudo comienza a través de clases de educación física formales y el juego informal en el recreo.

Finalmente, una de las ventajas de promover la educación física y la actividad física en algunos entornos escolares de las áreas urbanas donde existe inseguridad, es que la escuela puede ser el único lugar seguro en donde algunos niños pueden participar en el actividad física y por lo tanto, el entorno escolar es importante para hacer que los niños se muevan y así promover un estilo de vida saludable.

A continuación se presentan una lista de recomendaciones prácticas para la promoción de un entorno dentro de las escuelas.

Recomendaciones

  1. Diseñar una estrategia integral que incluya espacios promotores de actividad física, mejora de las clases de educación física, actividad física lúdica y recreos activos dentro de las escuelas.
  2. Promover más de dos clases de educación física o 100 minutos de educación física a la semana.
  3. Promover que el contenido curricular de las clases de educación física dediquen más tiempo a la actividad física aeróbica de moderada a vigorosa
  4. Promover el transporte activo (caminar o bicicleta) a las escuelas cuando las condiciones de seguridad y cercanía lo permitan.
  5. Promover la inclusión de niñas específicamente en las diversas intervenciones de actividad física, juego lúdico y deportes.
  6. Combinar actividades de aprendizaje que contengan actividades físicas/lúdicas.
  7. Dentro de la jornada escolar promover la actividad física diariamente, dos veces al día de forma tal que los niños puedan tener 30 minutos de actividad física al día.
  8. Promover eventos deportivos dentro de las actividades sociales de la escuela.
  9. Promover la inclusión de actividad física y/o deporte como parte de un estilo de vida y esparcimiento después de clases.
  10. Planificar ejercicios básicos y simples para actividad física que integren y puedan practicar niños y niñas con capacidades diferentes.
  11. Promover el uso de los espacios físicos como áreas de esparcimiento por medio de la organización de eventos con padres o tutores después de clases.
  12. Promover la actividad física y el deporte en maestros normalistas dentro de la escuela que sirvan de ejemplo en los niños.
  13. Promover la instrucción de la clase de educación física por maestros de educación física.
  14. Recuperar espacios físicos dentro de la escuela y hacerlos conducentes a la práctica de actividad física puede ser por medio de la limpieza de la basura, eliminación de activos viejos (muebles) y pintar paredes y áreas con mensajes de promocionando la actividad física (pintar juegos en el piso, pintar canchas).

Para consultar los manuales, carteles y folletos sobre Activación física y consumo de agua simple dé clic aquí