Bookmark and Share

El refrigerio escolar es la combinación de alimentos, preparaciones y bebidas consumidas por los escolares durante el recreo, independientemente del lugar de procedencia o adquisición. No sustituye al desayuna ni a la comida.

El refrigerio escolar debe cubrir de 15% a 20% de las recomendaciones diarias respecto de la energía y los nutrimentos de los alumnos de preescolar, primaria y secundaria. En el siguiente cuadro se presentan los aportes de energía sugeridos en el refrigerio escolar según nivel de educación:

Nivel Escolar Requerimientos de Energía Estimada (kcal/día) Recomendación de Energía para el Refrigerio Escolar (kcal/día)
Preescolar 1,300 228 (216-239)
Primaria 1,579 276 (263-290)
Secundaria 2,183 382 (362-401)

 

Para que un refrigerio escolar contribuya al logro de una dieta variada y completa, debe incluir por lo regular:

  • Una o más porciones de frutas y verduras.
  • Agua simple potable a libre demanda.
  • Un alimento preparado (por ejemplo un sándwich de queso) que constituye la principal fuente de energía y macronutrimentos del refrigerio.

Un alimento preparado (por ejemplo un sándwich de queso) que constituye la principal fuente de energía y macronutrimentos del refrigerio.

El consumo diario de los alimentos preparados podrá substituirse en el refrigerio por una porción de leche semidescremada, yogurt (sólido o bebible), alimentos lácteos fermentados, jugos de fruta, verdura o néctares de preferencia libres de edulcorantes no calóricos (hasta dos veces por semana); evitando así rebasar el contenido energético del refrigerio.

Las botanas, galletas, pastelitos, confites y postres siempre y cuando cumplan con los criterios establecidos en os lineamientos, podrán incluirse una vez a la semana, en sustitución de una preparación de alimentos, para así no rebasar el contenido energético diario del refrigerio.

Es importante tomar en cuenta que los refrigerios se preparan para escolares de diferentes niveles educativos (preescolar, primaria y secundaria), por lo que se deben considerar las necesidades específicas de energía de cada grupo. De esta manera, las porciones incluidas en los refrigerios serán distintas en cada uno de ellos.

¿Qué características deberán tener los tipos de alimentos o bebidas que podrán incluirse como parte del refrigerio escolar?

Si bien, a continuación se describen de manera técnica las características nutrimentales de cada tipo de alimento y bebida que se autoriza expender en la escuela, en el siguiente apartado “Sugerencias prácticas para la preparación del refrigerio escolar” usted podrá identificar cómo se aplican estos criterios.

  • Frutas y verduras. Deben ser parte esencial del refrigerio escolar, junto con las preparaciones de alimentos. Se recomienda promover permanentemente su consumo, ya que la mayoría contribuyen a lograr saciedad sin grandes aportes de energía, por lo que las cantidades a consumir pueden ser mayores a las de otros alimentos.En general el consumo de verduras, no debe limitarse.
  • Preparación de alimentos. Se recomienda que en general, las preparaciones combinen un alimento elaborado con cereales de grano entero o elaborado a partir de harinas integrales (100%), con uno o más de los siguientes alimentos: pequeñas cantidades de alimentos de origen animal o leguminosas, verduras y nulas o muy pequeñas cantidades de aceites vegetales (con bajo contenido de grasas saturadas y de grasas trans). El alimento preparado que se ofrezca al escolar, debe reunir las siguientes características nutrimentales en la primera etapa: energía menor o igual a 180 calorías, proteína al menos 10% del total de energía (18 kcal. o 4.5 g), grasas totales menor o igual a 35% del total de energía, ácidos grasos saturados menor o igual a 15% del total de energía, sodio menor o igual a 270 mg, contenido máximo de ácidos grasos trans será menor o igual a 0.5 g por porción.
    Se recomienda consumir preferentemente embutidos bajos en sodio y grasas, con una porción máxima de 30gr (una rebanada delgada) y 30kcal de aporte calórico.
    Para quesos, se recomeinda consumir preferentemente quesos bajos en sodio y grasas, con una porción máxima de 20gr (una rebanada delgada) y 30kcal de aporte calórico.
    Algunos ejemplos de preparaciones incluyen: tortas, sándwiches, quesadillas, tacos, entre otras.
  • Bebidas. El principal objetivo en relación con las bebidas es promover el consumo de agua simple y potable. Sólo en escuelas secundarias se permitirá la venta de bebidas con edulcorantes no calóricos, que reúnan las siguientes características nutrimentales en la primera etapa: energía menor o igual a 10 kcal. por porción, la porción con un máximo de 250 ml, cantidad de sodio (mg por porción) será menor o igual a 60 y la cantidad máxima de edulcorantes no calóricos será menor o igual a 50 mg por 100 ml.
  • Alimentos Líquidos. La leche se considera un alimento líquido y es recomendable su promoción e inclusión en la dieta del niño por el contenido de calcio que le ayudará a un mejor desarrollo. Para mayor beneficio a la salud, en cuanto a prevención de problemas de obesidad y enfermedades crónicas asociadas, la leche debe ser de preferencia semidescremada o descremada. Los productos lácteos (como yogurt sólido y líquido y alimentos líquidos fermentados), los jugos de frutas, jugos de verduras y néctares, así como los alimentos líquidos de soya también se consideran relevantes en la dieta infantil, pero éstos deberán cumplir con las características nutrimentales que se han definido. Nota: Recuerde que el consumo de cualquiera de estos alimentos se recomienda hasta dos veces por semana y en sustitución del alimento preparado.
  • Botanas. Los alimentos considerados en esta categoría, deberán cumplir con las siguientes características en la primera etapa: energía menor o igual a 140 kcal., no aplica azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio; grasas totales menor o igual a 40% del total de energía y ácidos grasos trans menor o igual a 0.5 g/porción.
  • Galletas, pastelitos, confites y postres. Respecto a este tipo de alimentos, las características que deberán cumplir en la primera etapa, son: energía menor o igual a 140 kcal. o menos, no aplica azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio; grasas totales menor o igual a 40% del total de energía y ácidos grasos trans menor o igual a 0.5 g por porción. Nota: Las botanas, galletas, pastelitos, confites y postres siempre y cuando cumplan con las características indicadas, podrán incluirse una vez a la semana, en sustitución de una preparación de alimentos.